La Capacidad de Soñar

“Dios no nos hubiera dado la capacidad de soñar, sin darnos también la capacidad para volver nuestros sueños realidad.”

– Hector Tassinari

Es una de las frases que más me gusta y que más recuerdo.

Es muy cierta. Wallace define a los sueños o deseos, como la posibilidad que busca expresarse.

Eso es todo, son pocas palabras pero muy muy profundas y poderosas.

¿Qué quiero decir?, la capacidad de soñar la tenemos todos los seres humanos, deseos por ciertas cosas los tenemos todos, lo que creemos normalmente es que es sólo un deseo, y ahí queda, pero lo sabemos es que ese un deseo es una POSIBILIDAD, y si es una posibilidad, puede darse, puede cumplirse. O sea que ya por el hecho de desear algo, las puertas para que eso ocurra ya están abiertas, ya han sido abiertas por una mente superior a nosotros que nos enseño la capacidad y el camino para cruzarlas, y nos la dio a través de nuestros deseos.

Ese impulso que sentimos cuando deseamos y soñamos algo, que es muy difícil de describir y que sólo nosotros entendemos, y muchas veces ni siquiera nosotros lo entendemos, pero de lo que estamos seguros es que lo sentimos, y lo sentimos tan fuerte que no nos importa nada ni nadie, nos olvidamos de los obstáculos y nos concentramos en las oportunidades y en las posibilidades de realizar ese sueño y de concretar ese deseo en algo tangible y real.

Y mientras soñamos y deseamos, no estamos haciendo más que impregnándolos sobre la mente que todo lo sabe, todo lo tiene y todo o provee.

En resumen, si podemos soñar y desear, podemos hacerlo. Si no, directamente no podríamos sentir el deseo mismo.

Espero que te haya gustado el post, comentános que te pareció.

Gracias por tu visita!