Gratitud Activa, Sincera y Profunda

El ejercicio de la Gratitud es de total importancia realizarlo a diario, mientras más gratitud activa, sincera y profunda lleguemos a sentir, más fuerte será la conexión entre nuestra mente y la mente de la sustancia, de modo que nuestros deseos serán comunicados de manera más eficiente y más rápida.

Para iniciar esta práctica, hay que comenzar entendiendo que si uno está agradecido por las cosas buenas que suceden, más cosas buenas llegarán, y esto es así porque por medio de la gratitud nos enfocamos en la abundancia, en las oportunidades y en la riqueza que hay en todo.

Se debe lograr un estado continuo de gratitud hacia todo, es decir hay que lograr ver lo bueno en todo tipo de circunstancia que nos ocurra. Pero ese sentimiento no tiene que ser aislado. Me refiero a que no tenemos que agradecer unos minutos y el resto del día andar quejándonos por cualquier situación.

Y para conseguir este estado hay que practicar, pero primero ser conscientes de esto y para ello hay que pensarlo muy bien y hay que llegar a estas conclusiones dichas anteriormente desde nuestro interior y siendo totalmente sinceros con nosotros mismos.

Luego te recomiendo agradecer cada mañana que te despiertes por las razones que se te ocurran, puede ser por un día más de vida, porque te despertaste cómodamente en tu cama y en tu casa, porque tenés un techo, porque vas a tener un día magnífico, por toda la abundancia que te llega día a día, por la familia, por tu salud, hay muchísimas cosas por las que agradecer, sólo es cuestión de buscarlas en nuestro interior.

Después cada cosa que percibas como negativa, tenés que revertirla a su connotación positiva y agradecer por ello.

Te aseguro que si practicás esto todoslos días por al menos 30 días, vas a lograr cambiar tu enfoque a todo lo bueno de la vida, a la abundancia y vas a estar en plena conexión con la sustancia para transmitirle tus deseos.

Gratitud Activa

Con gratitud activa quiero hacer referencia a que debe ser constante, es decir debemos estar agradecidos la mayor cantidad de tiempo posible. Algo cuando está activo, está siempre funcionando, y eso es lo que debemos lograr. Al principio será algo consciente, algo que debamos hacerlo a través de nuestra voluntad, y a través de la repetición, vamos a poder forjar el ejercicio de la gratitud en modo automático. De modo que mientras más la practiques a voluntad, más vas a enseñarle a tu subconsciente a que debe utilizarla.

Gratitud Sincera

El hecho de decir gracias no implica la inversión de energía suficiente para que sea eficiente. La gratitud que debés sentir tiene que ser totalmente verdadera y auténtica. Si bien al principio puede que no te convenza mucho aquello por lo que agradecés, te aseguro que su repetición va a hacer que ese sentimiento que hace falta sea encontrado.

Sin embargo, mientras tanto, preguntate a vos mismo si realmente la gratitud que sentís es sincera. Nadie más que vos sabe la respuesta. Sólo te toma un par de minutos al día. Y te aseguro que cuando veas realmente que tu gratitud es sincera, se te van a herizar la piel. A mí me pasó :).

Gratitud Profunda

Con gratitud profunda me refiero a que debe ser fuerte y debe venir desde lo más profundo de tu corazón. Aquella gratitud que sea fuerte, no sólo se va a mantener en el tiempo, sino que va a engendrar otras más y también más motivos para seguir agradeciendo. Y con esto todas las cosas y situaciones que querés que lleguen a tu vida, lo harán más rápido y de manera más continua.

Les recomiendo que vean este artículo en el que se relaciona científicamente, la gratitud y la felicidad que experimenta una persona, para verlo hacé clic acá.

Espero que te haya gustado este post y más aún que te haya servido. En tal caso quisiera saberlo y te invito a que comentes tu experiencia en relación a la práctica de la gratitud.

Muchas gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page