El Fracaso no Existe

El fracaso no existe, no es más que un paso hacia el éxito.

Cuando experimentamos un fracaso, dejamos de hacer lo que estábamos haciendo y nos sentimos mal porque no logramos el resultado esperado.

Pero lo que dice Wallace y es lo que hay que hacer, es agradecer a Dios la invalidación del objetivo y perseverar con muchísima fe, ya que algo mucho más grande que nosotros no veíamos, seguramente llegará.

Y esto es algo muy cierto, porque estamos obrando en el plano creativo, en donde todo abunda.

Si un deseo no se realiza, es porque no pedimos lo suficiente, y nosotros no lo podemos ver porque creemos que la realización de ese deseo va a ser lo mejor para nosotros, que es algo lógico, pero la mente que todo lo sabe, todo lo tiene y todo lo provee, sabe que merecemos algo mejor, y es por eso que nos cierra las puertas de eso que buscábamos que es algo pequeño, porque  algo más grande y mejor está por venir.

Es por todo esto que el fracaso no existe, es sólo aparente. Es en realidad una oportunidad para lograr algo mejor, debemos verla como una motivación porque en verdad vamos a conseguir con total certeza, algo mucho más grande. Y lo logramos entender cuando ingresamos al plano creativo del pensamiento, en donde todas las oportunidades y posibilidades abundan.

Espero que este pequeño post te haya sido de utilidad.

Gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

Cómo Aumentar la Fe

Tener fe en el proceso creativo es una parte crucial para que éste funcione. Aumentar la fe, por tanto, también es muy importante.

Wallace dice que para lograr una fe invencible, se debe tener en cuenta que nuestro deseo de riqueza, abundancia y plenitud, también lo tiene la sustancia inteligente. Es decir que ella también quiere que nosotros seamos ricos, abundantes y plenos.

Y si ella lo sabe todo, lo tiene todo y todo lo provee, entonces nuestra fe tiene que ser inmensa.

Tener mucha fe implica estar tan seguro de que se nos concederán nuestros deseos, que se experimenta una sensación de paz y tranquilidad, porque sabemos que está en manos de una mente superior, muy muy inteligente, que todo lo sabe, y quiere más abundancia para nosotros que la que nosotros mismos queremos.

De modo que para aumentar la fe, hay que pensar en que los caminos para realizar nuestros sueños se abrirán, no debemos pensar cómo lo van a hacer, no es nuestro trabajo, de eso se encarga la sustancia, sólo debemos saber eso y confiar en eso, ya que si o si de alguna forma las oportunidades y posibilidades se van a presentar. Muchas veces no de la manera que nosotros esperaríamos que suceda. Pero mientras se haga, ¿!qué interesa de donde viene!?.

Cuando estás seguro que vas a lograr algo, o sea que tenés mucha fe, la imagen mental de la situación que refleja el resultado obtenido de lo que deseabas, es muy muy fácil de construir en la mente, es decir, no requiere mucho esfuerzo, muchas imágenes y pensamientos van a venir a tu mente fácilmente. Es fácil imaginarlo porque sabés que estás avanzando hacia tu resultado y que estás lográndolo.

Si te está pasando esto, es porque has podido construir una fe inmensa y vas por el camino correcto. Pronto, más rapido de lo que vos pensas, los resultados van a llegar en el momento quiza menos esperado.

Otra cosa que me ayudó a reforzar mi fe, es recordar a diario esta frase del libro:

“Cuando usted tiene un  fracaso, es porque no  ha pedido lo suficiente; siga, y algo  más importante de lo que usted buscaba con seguridad le llegará.”

Es magnífica. Me transmite una sensación de tranquilidad inmensa. El saber esto hace que nos sigamos enfocando en el lado positivo de las cosas que nos suceden y que mantengamos la fe y la gratitud, porque sabemos que que algo más grande de lo que nosotros habíamos pedido, vendrá con total certeza.

Cuando la fe es grande, mientras recorremos la imagen mental, se siente una sensación de goce y disfrute. Ese sentimiento no está indicando que sentimos que lo que pedimos ya es nuestro. Estamos tan seguros que va a venir, que ahora mismo, sin tenerlo en manos, podemos disfrutarlo y apreciarlo.

La fe se puede reforzar también, sabiendo que nuestra labor es simple y fácil, el resto de la creación, o sea el trabajo duro de pasar de lo intangible a lo tangible, está en manos de una mente muy muy inteligente que todo lo sabe, todo lo tiene y todo lo provee, que es buena con nosotros y que quiere muchísima riqueza para nosotros.

En mi caso pensar en eso me relaja, me trae paz y tranquilidad, y eso trae aparejado una gran facilidad para imaginar y sentir logrado el objetivo deseado.

Espero sinceramente que mi experiencia te pueda servir en tu proceso de aumento de fe.

Si vos usas o conocés otro, escribí un comentario así le sirven a toda la comunidad.

Gracias por tu visita y mucho éxito con tus deseos!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page