El Secreto y la Ciencia de Hacerse Rico

La película El Secreto y la Ciencia de Hacerse Rico está muy relacionados. Ésta película ha sido basada en las enseñanzas de nuestro gran amigo Wallace, y de ahí surgió el concepto de Ley de Atracción.

La autora Rhonda Byrne, estaba sufriendo una depresión, cuando su hija le regaló éste libro y comenzó a estudiarlo y practicarlo. Comenzó a investigar y notó que muchos grandes personajes de la historia hablaban indirectamente de lo que Wallace decía. Entonces decidió comunicárselo al mundo y escribió un libro e hizo la película.

Le estoy sumamente agradecido por haber hecho esa película, porque fue como después de verla, comencé a investigar y llegué a la ciencia de Wattles.

Al principio indagué sobre el secreto y vi varias veces la peli, pero no me terminaba de convencer porque yo soy de darle vuelta mucho a los temas y quiero buscarle explicación o el mejor fundamento a todo. Entonces como había cosas que no podía explicármelas para mi mismo, no tenía la fe suficiente y no hacía correctamente el proceso, pero simplemente porque no lo sabía.

Hasta que el gran Wally supo responder todas mis inquietudes y lo sigue haciendo cuando me surge una nueva.

Así que invito a todos aquellos que haya intentado con el video y no hayan podido sacarse las dudas u obtener los resultados esperados, a que lean, relean y relean este libro y después me cuentan.

Espero haberles sido de ayuda, cualquier duda o sugerencia comenten.

 

Gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

La Capacidad de Soñar

“Dios no nos hubiera dado la capacidad de soñar, sin darnos también la capacidad para volver nuestros sueños realidad.”

– Hector Tassinari

Es una de las frases que más me gusta y que más recuerdo.

Es muy cierta. Wallace define a los sueños o deseos, como la posibilidad que busca expresarse.

Eso es todo, son pocas palabras pero muy muy profundas y poderosas.

¿Qué quiero decir?, la capacidad de soñar la tenemos todos los seres humanos, deseos por ciertas cosas los tenemos todos, lo que creemos normalmente es que es sólo un deseo, y ahí queda, pero lo sabemos es que ese un deseo es una POSIBILIDAD, y si es una posibilidad, puede darse, puede cumplirse. O sea que ya por el hecho de desear algo, las puertas para que eso ocurra ya están abiertas, ya han sido abiertas por una mente superior a nosotros que nos enseño la capacidad y el camino para cruzarlas, y nos la dio a través de nuestros deseos.

Ese impulso que sentimos cuando deseamos y soñamos algo, que es muy difícil de describir y que sólo nosotros entendemos, y muchas veces ni siquiera nosotros lo entendemos, pero de lo que estamos seguros es que lo sentimos, y lo sentimos tan fuerte que no nos importa nada ni nadie, nos olvidamos de los obstáculos y nos concentramos en las oportunidades y en las posibilidades de realizar ese sueño y de concretar ese deseo en algo tangible y real.

Y mientras soñamos y deseamos, no estamos haciendo más que impregnándolos sobre la mente que todo lo sabe, todo lo tiene y todo o provee.

En resumen, si podemos soñar y desear, podemos hacerlo. Si no, directamente no podríamos sentir el deseo mismo.

Espero que te haya gustado el post, comentános que te pareció.

Gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

El Contacto con la Naturaleza

El contacto con la naturaleza fue algo que me ayudo muchísimo a aclarar mis pensamientos y a reforzar mi fe. Ya que en ese momento me despreocupaba de todo, estaba totalmente tranquilo y relajado, con la mente totalmente libre y enfocada en pensar las enseñanzas del libro.

Esto lo hago durante tres o cuatro días a la semana cuando salgo a correr por el parque.

Otra cosa a tener en cuenta es que el ejercicio físico también es muy importante, tanto como el mental y el emocional, ya que vivimos para tres aspectos, el físico, el mental y el emocional, y todos y cada uno de ellos hay que nutrirlos de la mejor manera posible.

No hace falta que te vayas al medio de la selva para entrar en contacto, sólo basta con salir un poco de casa y rodearse de algún espacio verde, puede ser el patio de tu casa, una plaza o en cualquier lugar en que te sientas cómodo y que puedas reflexionar.

La idea es que te tomes un tiempo con la mente totalmente libre y que aprecies la belleza de la naturaleza que te rodea. Tampoco es necesario irse a las playas de Brasil para darse cuenta que vivimos en un planeta hermoso y lleno de maravillas. No es en donde nos encontremos tan importante, sino la manera en que apreciemos nuestro alrededor.

También me gusta caminar, te lo recomiendo, caminar despacio, con total tranquilidad, mirar el cielo, los árboles, las nubes, los pájaros, las flores, y apreciarlos tal cual son y estar agradecidos por poder rodearse de todas las maravillas que el Universo nos regala día a día.

 

Eso es todo, espero que te haya gustado y que puedas poner en práctica estos consejos. Contános que opinas al respecto en un comentario, como así también si querés compartir de qué manera te ponés en contacto con la naturaleza y cuál es tu experiencia al respecto.

 

Muchas gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

Cómo Aumentar la Fe

Tener fe en el proceso creativo es una parte crucial para que éste funcione. Aumentar la fe, por tanto, también es muy importante.

Wallace dice que para lograr una fe invencible, se debe tener en cuenta que nuestro deseo de riqueza, abundancia y plenitud, también lo tiene la sustancia inteligente. Es decir que ella también quiere que nosotros seamos ricos, abundantes y plenos.

Y si ella lo sabe todo, lo tiene todo y todo lo provee, entonces nuestra fe tiene que ser inmensa.

Tener mucha fe implica estar tan seguro de que se nos concederán nuestros deseos, que se experimenta una sensación de paz y tranquilidad, porque sabemos que está en manos de una mente superior, muy muy inteligente, que todo lo sabe, y quiere más abundancia para nosotros que la que nosotros mismos queremos.

De modo que para aumentar la fe, hay que pensar en que los caminos para realizar nuestros sueños se abrirán, no debemos pensar cómo lo van a hacer, no es nuestro trabajo, de eso se encarga la sustancia, sólo debemos saber eso y confiar en eso, ya que si o si de alguna forma las oportunidades y posibilidades se van a presentar. Muchas veces no de la manera que nosotros esperaríamos que suceda. Pero mientras se haga, ¿!qué interesa de donde viene!?.

Cuando estás seguro que vas a lograr algo, o sea que tenés mucha fe, la imagen mental de la situación que refleja el resultado obtenido de lo que deseabas, es muy muy fácil de construir en la mente, es decir, no requiere mucho esfuerzo, muchas imágenes y pensamientos van a venir a tu mente fácilmente. Es fácil imaginarlo porque sabés que estás avanzando hacia tu resultado y que estás lográndolo.

Si te está pasando esto, es porque has podido construir una fe inmensa y vas por el camino correcto. Pronto, más rapido de lo que vos pensas, los resultados van a llegar en el momento quiza menos esperado.

Otra cosa que me ayudó a reforzar mi fe, es recordar a diario esta frase del libro:

“Cuando usted tiene un  fracaso, es porque no  ha pedido lo suficiente; siga, y algo  más importante de lo que usted buscaba con seguridad le llegará.”

Es magnífica. Me transmite una sensación de tranquilidad inmensa. El saber esto hace que nos sigamos enfocando en el lado positivo de las cosas que nos suceden y que mantengamos la fe y la gratitud, porque sabemos que que algo más grande de lo que nosotros habíamos pedido, vendrá con total certeza.

Cuando la fe es grande, mientras recorremos la imagen mental, se siente una sensación de goce y disfrute. Ese sentimiento no está indicando que sentimos que lo que pedimos ya es nuestro. Estamos tan seguros que va a venir, que ahora mismo, sin tenerlo en manos, podemos disfrutarlo y apreciarlo.

La fe se puede reforzar también, sabiendo que nuestra labor es simple y fácil, el resto de la creación, o sea el trabajo duro de pasar de lo intangible a lo tangible, está en manos de una mente muy muy inteligente que todo lo sabe, todo lo tiene y todo lo provee, que es buena con nosotros y que quiere muchísima riqueza para nosotros.

En mi caso pensar en eso me relaja, me trae paz y tranquilidad, y eso trae aparejado una gran facilidad para imaginar y sentir logrado el objetivo deseado.

Espero sinceramente que mi experiencia te pueda servir en tu proceso de aumento de fe.

Si vos usas o conocés otro, escribí un comentario así le sirven a toda la comunidad.

Gracias por tu visita y mucho éxito con tus deseos!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

¿Cómo llegó este conocimiento a mi vida?

La primera vez que tuve contacto con este conocimiento, fue a través de un amigo que allá por mayo del 2013, me recomendó que viera la película “El Secreto” que habla sobre la ley de la atracción y que por cierto, su autora se basó en el libro de nuestro querido amigo Wallace para crearlo.

Obviamente, como muchos, quedé fascinado con las promesas que en el video promulgan, como así también medio confundido porque no te dicen en realidad, qué es lo que hay que hacer para que esa ley funcione correctamente.

Igualmente despertó en mi algo de curiosidad, que me llevó a investigar por muchísimas páginas y muchísimos autores en toda la web, en las que recomendaban hacer declaraciones en las que había que afirmar algo que querías en tu vida, pero que todavía no tenías, cosas así como por ejemplo:

“Soy millonario”.

“Me alimento sanamente”.

“Soy feliz”.

Y daban algunas explicaciones superficiales, pero no terminaban de redondear el tema.

Hasta que en un momento,  en septiembre de 2013 aproximadamente, llegué a dar con la gran obra maestra.

La primera vez que leí el libro, admito que estaba algo perdido con todo eso de “Hacer las cosas de cierto modo” jaja, y como no me impactó tanto esa vez y estaba medio ocupado con otras cosas (y también leía otros libros que también te voy a recomendar), lo dejé estar hasta mayo del 2014, pero no fue hasta noviembre del 2014 que comencé a estudiarlo profundamente, lo habré leído unas 10 veces más o menos, esta vez me lo tomé en serio.

Mientras más leía, más pensaba en sus frases y cada vez las veía más reflejadas a mi vida cotidiana. Comencé a practicar la gratitud, a olvidarme de las quejas, a dejar de llenarme de malas noticias por los medios de comunicación, a elegir con cuidado los pensamientos que transitaban por mi cabeza y a seguir buscando información que respaldara lo que Wallace decía. A todo esto siempre leyendo varias páginas de su libro cada día.

Mientras fijaba en mi mente sus conceptos, hice una lista de afirmaciones que leía casi todos los días y luego un diario de gratitud.

Y así seguí hasta que hoy logré cambiar mi antiguo enfoque de escasez a un enfoque de abundancia, durante todo el día y en cualquier situación.

En fin, de esta manera fue como conocí este genio, maestro de todos los tiempos y su maravillosa obra, y cómo influyó en mi vida.

La idea de este post era meramente informativa, para que si te sentís identificado en alguna de mis situaciones, sigas adelante, estudiando y practicando sus enseñanzas, hasta que se te fijen de tal manera en tu mente, que se transforme en tu forma de vivir. Ahí es cuando vas a empezar a ver los verdaderos cambios.

Te agradecería que me cuentes cómo conociste vos esta ciencia, si querés podes dejar un comentario para que los demás visitantes puedan verlos y ayudarlos con tu experiencia.

Gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page