El Secreto y la Ciencia de Hacerse Rico

La película El Secreto y la Ciencia de Hacerse Rico está muy relacionados. Ésta película ha sido basada en las enseñanzas de nuestro gran amigo Wallace, y de ahí surgió el concepto de Ley de Atracción.

La autora Rhonda Byrne, estaba sufriendo una depresión, cuando su hija le regaló éste libro y comenzó a estudiarlo y practicarlo. Comenzó a investigar y notó que muchos grandes personajes de la historia hablaban indirectamente de lo que Wallace decía. Entonces decidió comunicárselo al mundo y escribió un libro e hizo la película.

Le estoy sumamente agradecido por haber hecho esa película, porque fue como después de verla, comencé a investigar y llegué a la ciencia de Wattles.

Al principio indagué sobre el secreto y vi varias veces la peli, pero no me terminaba de convencer porque yo soy de darle vuelta mucho a los temas y quiero buscarle explicación o el mejor fundamento a todo. Entonces como había cosas que no podía explicármelas para mi mismo, no tenía la fe suficiente y no hacía correctamente el proceso, pero simplemente porque no lo sabía.

Hasta que el gran Wally supo responder todas mis inquietudes y lo sigue haciendo cuando me surge una nueva.

Así que invito a todos aquellos que haya intentado con el video y no hayan podido sacarse las dudas u obtener los resultados esperados, a que lean, relean y relean este libro y después me cuentan.

Espero haberles sido de ayuda, cualquier duda o sugerencia comenten.

 

Gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

¿Cómo llegó este conocimiento a mi vida?

La primera vez que tuve contacto con este conocimiento, fue a través de un amigo que allá por mayo del 2013, me recomendó que viera la película “El Secreto” que habla sobre la ley de la atracción y que por cierto, su autora se basó en el libro de nuestro querido amigo Wallace para crearlo.

Obviamente, como muchos, quedé fascinado con las promesas que en el video promulgan, como así también medio confundido porque no te dicen en realidad, qué es lo que hay que hacer para que esa ley funcione correctamente.

Igualmente despertó en mi algo de curiosidad, que me llevó a investigar por muchísimas páginas y muchísimos autores en toda la web, en las que recomendaban hacer declaraciones en las que había que afirmar algo que querías en tu vida, pero que todavía no tenías, cosas así como por ejemplo:

“Soy millonario”.

“Me alimento sanamente”.

“Soy feliz”.

Y daban algunas explicaciones superficiales, pero no terminaban de redondear el tema.

Hasta que en un momento,  en septiembre de 2013 aproximadamente, llegué a dar con la gran obra maestra.

La primera vez que leí el libro, admito que estaba algo perdido con todo eso de “Hacer las cosas de cierto modo” jaja, y como no me impactó tanto esa vez y estaba medio ocupado con otras cosas (y también leía otros libros que también te voy a recomendar), lo dejé estar hasta mayo del 2014, pero no fue hasta noviembre del 2014 que comencé a estudiarlo profundamente, lo habré leído unas 10 veces más o menos, esta vez me lo tomé en serio.

Mientras más leía, más pensaba en sus frases y cada vez las veía más reflejadas a mi vida cotidiana. Comencé a practicar la gratitud, a olvidarme de las quejas, a dejar de llenarme de malas noticias por los medios de comunicación, a elegir con cuidado los pensamientos que transitaban por mi cabeza y a seguir buscando información que respaldara lo que Wallace decía. A todo esto siempre leyendo varias páginas de su libro cada día.

Mientras fijaba en mi mente sus conceptos, hice una lista de afirmaciones que leía casi todos los días y luego un diario de gratitud.

Y así seguí hasta que hoy logré cambiar mi antiguo enfoque de escasez a un enfoque de abundancia, durante todo el día y en cualquier situación.

En fin, de esta manera fue como conocí este genio, maestro de todos los tiempos y su maravillosa obra, y cómo influyó en mi vida.

La idea de este post era meramente informativa, para que si te sentís identificado en alguna de mis situaciones, sigas adelante, estudiando y practicando sus enseñanzas, hasta que se te fijen de tal manera en tu mente, que se transforme en tu forma de vivir. Ahí es cuando vas a empezar a ver los verdaderos cambios.

Te agradecería que me cuentes cómo conociste vos esta ciencia, si querés podes dejar un comentario para que los demás visitantes puedan verlos y ayudarlos con tu experiencia.

Gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page