El Motivo Correcto de Cada Actividad

El motivo correcto de cada actividad, por más trivial que parezca, debe tenerse muy en cuenta. Lo que quiero decir con esto es que hay que saber y tener muy presente cual es el objetivo de la realización de cada actividad.

Esto a veces parece lógico, pero no lo es tanto. Por ejemplo: el motivo por el que la gente trabaja es muchas veces porque no les queda otra, otras para poder cubrir las necesidades básicas, otras para tener plata y poder comprar cosas, suena bastante lógico ¿no?, pero te propongo algo: tratá de responder a esta pregunta, olvidándote de las respuestas triviales y comunes que se puedan dar, como la de pagar el alquiler, pagar la cuota del auto, comprar comida, etc.

Estoy totalmente convencido de que muchos de ustedes tardarán bastante en responderla y me animo a decir que también habrá muchas otras que ni siquiera saben para qué trabajan.

No te sientas mal si no lo sabés. Al contrario, alegrate porque este es el primer paso para entender y asimilar lo que estás por aprender a continuación y que si lo ponés en práctica vas a progresar más rápido que no lo vas a poder creer.

Muy pocos saben o ponen en práctica que el poder creativo en cada actividad, que permitirá manifestar cualquier cosa que sea que deseemos.

Continue reading

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page