El Contacto con la Naturaleza

1 Estrella2 Estrella3 Estrella4 Estrella5 Estrella (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El contacto con la naturaleza fue algo que me ayudo muchísimo a aclarar mis pensamientos y a reforzar mi fe. Ya que en ese momento me despreocupaba de todo, estaba totalmente tranquilo y relajado, con la mente totalmente libre y enfocada en pensar las enseñanzas del libro.

Esto lo hago durante tres o cuatro días a la semana cuando salgo a correr por el parque.

Otra cosa a tener en cuenta es que el ejercicio físico también es muy importante, tanto como el mental y el emocional, ya que vivimos para tres aspectos, el físico, el mental y el emocional, y todos y cada uno de ellos hay que nutrirlos de la mejor manera posible.

No hace falta que te vayas al medio de la selva para entrar en contacto, sólo basta con salir un poco de casa y rodearse de algún espacio verde, puede ser el patio de tu casa, una plaza o en cualquier lugar en que te sientas cómodo y que puedas reflexionar.

La idea es que te tomes un tiempo con la mente totalmente libre y que aprecies la belleza de la naturaleza que te rodea. Tampoco es necesario irse a las playas de Brasil para darse cuenta que vivimos en un planeta hermoso y lleno de maravillas. No es en donde nos encontremos tan importante, sino la manera en que apreciemos nuestro alrededor.

También me gusta caminar, te lo recomiendo, caminar despacio, con total tranquilidad, mirar el cielo, los árboles, las nubes, los pájaros, las flores, y apreciarlos tal cual son y estar agradecidos por poder rodearse de todas las maravillas que el Universo nos regala día a día.

 

Eso es todo, espero que te haya gustado y que puedas poner en práctica estos consejos. Contános que opinas al respecto en un comentario, como así también si querés compartir de qué manera te ponés en contacto con la naturaleza y cuál es tu experiencia al respecto.

 

Muchas gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario