Crear con Alegría

1 Estrella2 Estrella3 Estrella4 Estrella5 Estrella (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El Poder Creativo que tenemos dentro nuestro, nos permite crear cualquier cosa que queramos, porque este Poder es infinito, y nos quiere dar todo aquello que deseemos. Podemos crear como Dios crea, porque somos una individualidad de su Ser, y nos ha dado las herramientas para poder hacerlo. Un ejemplo sencillo es la creación de vida, tenemos todas las herramientas para crear la vida de nuestros hijos. Este es un Poder que viene de Dios, estamos creando como Él crea. Y el tema de este post es que, de la misma manera cuando vemos nacer a un hijo lo tomamos con alegría, cualquier otra cosa que deseemos crear a través del Poder Creativo, se debe crear con alegría.

Crear con Alegría la ciencia de hacerse rico wallace wattles

Crear con Alegría

¿Qué significa Crear con Alegría?

Crear con alegría significa que cuando estemos definiendo la visión de nuestros deseos, debemos sentir la alegría de que lo estamos creando, como así también cuando, una vez definida las metas, estemos repasando las mismas, nos tenemos que tratar de sentir alegres y contentos, porque todo acto de creación implica alegría y bienestar.

¿Cómo Crear con Alegría?

Una manera de crear con alegría es vivir de manera placentera en los pensamientos que queremos crear y en la imagen mental tratar de gozar de las cosas que necesitamos hasta que nos haga reír.

Esto es un importante aspecto que Wallace Wattles nos recomienda, que entremos en total y completo gozo de las cosas que deseamos aún en la imaginación. Y si somos capaces de esto, no podremos sentir otra cosa que alegría. Si esto te sucede, quedáte muy tranquilo que estas creando :).

Inmediatamente luego de sentir la alegría al imaginar, deberías agradecer porque eso que querés, está siendo creado y sentir la fe que inunda todo tu ser.

¿Qué hacer si no surge la Alegría voluntariamente?

A mí al principio no me surgía, supongo que habrá sido porque no había interpretado este aspecto del libro, es decir, al principio no lo hacía porque no lo sabía. Lo logré entender de las palabras del Señor J. L. Gamband, en su libro “BUSCANDO A MR. WATTLES”, él aquí describe que el proceso creativo debe ser alegre, que se debe crear con alegría.

Recomiendo ampliamente la lectura del libro del Señor J. L. Gamband, me ha ayudado muchísimo, él es un estudioso y gran sabio de La Ciencia de Hacerse Rico. En éste enlace pueden ir a su libro, el 20% de éste es gratuito, para leer más se debe comprar a un precio muy muy accesible.

Volviendo al tema, yo logré sentir la alegría de la creación, primero como dije, sabiéndolo y luego practicando, repasando mis imágenes y mis metas y buscando el sentimiento de alegría en ellas. También otras veces he buscado imaginarme haciendo cosas graciosas con mis deseos ya realizados.

Éste es un concepto muy poderoso, te recomiendo ampliamente que lo practiques y trates de sentir una gran alegría mientras vives en la imagen mental de tus deseos.

También es muy útil para saber cuándo vamos por el camino correcto en las visualizaciones, si éstas no nos provocan un sentimiento de placer, goce o alegría después de haberlas hecho repetidas veces, es porque no las estamos haciendo bien o porque nuestra fe no es lo suficientemente grande, en este caso te recomiendo releer el libro para reforzar más tu fe y también visitar este artículo en donde trato el tema de cómo aumentar la fe.

¿Alguna vez habías probado repasar tus visiones con alegría? ¿Te sale? ¿Te parece efectivo? ¿Qué opinás al respecto? Contános tus experiencias en un comentario, puede ayudarte y ayudar a quienes las lean.

¡Muchas gracias por tu visita y éxito con tus deseos! 🙂

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

Comentarios

comentarios

1 Response

  1. César Uribe Diaz 25 julio, 2015 / 3:40 am

    HABITOS NEGATIVOS Y HABITOS POSITIVOS. POR: CESAR URIBE DIAZ, terapeuta naturista.

    HABITOS NEGATIVOS:
    Lo que no debo hacer si quiero mantenerme joven, saludable y feliz.

    No fumo. Mi cuerpo es sagrado, templo de la divinidad. Lo amo, cuido y respeto.
    No consumo bebidas alcohólicas. Me divierto sin necesidad de embriagarme.
    No tomo refrescos de botella. Sirven para destapar cañerías y aflojar tuercas.
    No tomo bebidas muy frías o calientes pues irritan la delicada mucosa intestinal.
    No utilizo cubitos de sustancia de pollo, carne, gallina y costilla. Son cancerígenos.
    No bebo café o té en exceso. Alteran el sistema nervioso y aumentan el estrés.
    No uso objetos de aluminio para cocinar. Producen Alzheimer y pérdida de memoria.
    No consumo aceites poli-insaturados. Uso el de oliva extra-virgen, sin cocinarlo.
    No uso sal mineral sino sal marina en poca cantidad y uso sazonadores de verduras.
    No como en exceso hasta quedar repleto. Dejo espacio para el aire de la combustión.
    No tomo líquido (jugo o agua) con las comidas sino media hora antes o después.
    No como cochino. La Biblia dice: “El cerdo es inmundo. De su carne no comeréis.”
    No como carnes rojas. Causan putrefacción, envejecimiento, violencia y enfermedad.
    No como basura: hamburguesas, perros calientes, DrogaCola, mortadela, pizzas…
    No consumo leche ni queso pasteurizado. Son causa de esterilidad e impotencia.
    No consumo harinas refinadas y desvitalizadas. Producen estreñimiento.
    No como pollo ni huevos industrializados. Contienen hormonas (purina) en exceso.
    No como alimentos fritos. Al freír, el aceite se transforma en ácido butírico, nocivo.
    No como arroz y pan blanco. Junto al dulce y harinas elevan los niveles de triglicéridos.
    No consumo azúcar refinada. Desmineraliza los huesos y es causa de osteoporosis.
    No como alimentos enlatados, envasados o acidificados por los conservantes químicos.
    No trago los alimentos. Los mastico y ensalivo suficientemente, aún los líquidos.
    No frecuento sitios encerrados con humo de cigarrillos y emanaciones alcohólicas.
    No oigo música estruendosa que estropea mis tímpanos ni veo violencia en la TV.
    No uso papel higiénico, por los químicos. Me lavo con agua y uso toallitas de algodón.
    No hablo de mala salud ni repito noticias o rumores cargados de energía negativa.
    No prescindo de nadie por sus defectos. Permito que ejerciten sus cualidades.
    No pretende tener siempre la razón. Pido y oigo con respeto las opiniones ajenas.
    No contamino mi campo de energía con entornos negativos ni afirmo lo malo.
    No le compro a los niños juegos y juguetes que apoyen la guerra y la violencia.
    No envidio a nadie por lo que tiene o es y no tomo nunca cosas que no me pertenecen.
    No hago ostentación de títulos. Sirvo a los demás con amor y humildad.

    HABITOS POSITIVOS:
    Que debo hacer para vivir con amor, salud, alegría y felicidad.

    Al despertar, sonrío y doy gracias a la vida afirmando: PADRE-MADRE-VIDA, eres amor, yo soy amor, vida, energía y salud. Soy útil, inteligente, capaz, cariñoso e importante y doy lo mejor.

    Respiro en forma suave y profunda, recordando y escribiendo lo que soñé en la noche.

    Destino 15 minutos al levantarme para hacer ejercicios de Chi-kung, de respiración y movilidad corporal, aumentado así la circulación y armonizando la energía vital.

    Procuro una eliminación completa cada mañana haciéndome masaje abdominal y colocando un chorro de agua fría sobre el vientre durante quince minutos.

    En caso de estreñimiento, dejo en remojo durante la noche 2 cucharadas de linaza en un vaso de agua, con diez ciruelas pasas. En la mañana siguiente lo licuo y me lo tomo.

    Tomo durante el día decocción de cola de caballo tibia con limón. Hervir 10 minutos a fuego lento 50 gr por litro de agua . Eficaz para limpiar los riñones y eliminar grasa.

    Froto las manos durante 30 segundos, con las palmas hacia donde sale el sol, respiro profundamente y digo algo similar a esto: “Todos mis puntos de energía están en armonía con PADRE-MADRE-VIDA. Vibro en la misma frecuencia del universo. La sabiduría, el amor, la salud, la alegría, la felicidad, el entusiasmo, la creatividad, la protección, el conocimiento, el buen humor y la capacidad para llegar al corazón de las demás personas vienen hacia mí desde el cosmos. (Pasando las manos por la cabeza y la cara). Gracias por la vida, gracias por la inteligencia y gracias por este cuerpo tan maravilloso que me permite servirte, servirme y servir mejor a la humanidad.

    Una o dos veces por semana tomo baños de sol matinal de 15 minutos para obtener así la dosis de fuego que necesito. La energía solar es mi principal alimento vital.

    Camino con los pies descalzos sobre la hierba húmeda. Ejercito las piernas. Las vigorizo con chorros de agua fría y les doy masaje con aceites. Al bañarme cepillo la piel con “estropajo de pobre” o cepillo de cerdas naturales. Me baño el cuerpo con agua tibia y el último regaderazo me lo doy con agua fría. Es tonificante y vitalizador.

    Apariencia: me mantengo siempre limpio, agradable, sonriente y bien presentado.
    Practico diariamente relajación, meditación, visualización oyendo música suave.
    Hago respiraciones suaves y profundas en cuatro tiempos por lo menos 8 veces diarias.

    Destino un día a la semana a hacer monodieta de fruta. Un día a comer solo patilla, que limpia la vejiga y el sistema urinario. Otro día a comer fresa, que limpia de arenilla y cálculos los riñones. Otro día a comer piña que es especialmente recomendada para quienes sufren de insuficiencia de jugos gástricos. Otro día a comer uva negra licuada con piel y semilla, para limpiar las arterias de colesterol malo. Otros días a comer pera para la próstata, naranja y mandarina para la circulación.

    Tomo diariamente 2o 3 vasos grandes de zumo de zanahoria con apio-españa, para alcalinizar la sangre, fortalecer la vista y eliminar dolores reumáticos y articulares.

    Para la memoria y fertilidad, consumo yema de huevo criollo, maravillosa para el cerebro, nervios y glándulas, por ser una rica fuente de lecitina orgánica.

    Consumo caldo de cáscara de papa que es rico en potasio y alcalinizador.

    Diariamente consumo miel de abeja y polen como parte de mi alimentación sana.

    Tomo infusiones de yerbas aromáticas para descongestionar los pulmones y tranquilizar los nervios (limonaria, hierbabuena, tomillo, albahaca, romero, cayena).

    Mantengo saludables los nervios, piel, ojos, hígado, boca, pelo, así como el tono muscular y tracto intestinal consumiendo vitamina B1 contenida en forma natural en: germen de trigo, harina integral, requesón, legumbres, frutas y levadura de cerveza.

    Alivio la fatiga visual y mantengo en buen estado la mucosa del tracto digestivo, lo mismo que piel, uñas y pelo, eliminando la caspa mediante la ingesta de alimentos ricos en vitamina B-12 como: aguacate, yogurth, pescado, nueces, brócoli y repollitos.

    Para evitar la debilidad como los siguientes alimentos: uvas, ciruelas, miel de abeja, yema de huevo criollo, polen, habas, lechuga, trigo, avena, cebada, espinacas, remolacha, zanahoria, cebolla, rábano, lentejas, pan integral, manzanas, almendras, avellanas, nueces, pimentón, repollo, alcachofas, pepino, espárragos, mandarina, piña,
    melocotón, berros, perejil, coliflor, ajonjolí tostado con papelón y jugo noni.

    Para el lumbago y ciática, comer: arroz integral, maiz, trigo, centeno, avena, garbanzos, lentejas, papa, remolacha, miel, polen, ciruelas, cambur, melocotón, uvas pasas, higos secos, dátiles, ajo, pimentón, cebolla, achicoria, fresas, granadas, berros, rábanos, diente de león, zanahoria, repollo y apio españa.

    Una vez semanal asisto a sesión de masaje corporal con baño de vapor de yerbas aromáticas y medicinales que descongestiona el cuerpo eliminando toxinas y tensiones.
    Al menos una vez al año me hago chequeo médico con exámenes de laboratorio.

    Duermo de 7 a 8 horas diarias en habitación ventilada con circulación de aire. Antes de dormirme programo mi mente subconsciente por medio de la meditación positiva y constructiva. Si tengo alguna situación por resolver, pido que me llegue la información que necesito ya sea en forma de sueños, corazonadas o inspiración. Busco solucionar situaciones conflictivas aquietando cuerpo y mente: respiro suave y profundo, me relajo y respondo las preguntas: qué, quién, como, cuando, donde por qué y para qué.

    Uso ropa de algodón en lugar de nylon que produce celulitis, marchita y aja la piel.
    Si me siento fatigado y he sudado por efectos de actividad física, me quito la ropa y con un pañito empapado en agua fría me froto 2 veces todo el cuerpo y luego me visto.

    Al comer lo hago en un ambiente tranquilo y si converso es sobre temas agradables.

    Cultivo plantas útiles como la sábila, albahaca, limón, orégano, limonaria, lochita, menta, cilantro, pimentón, tomate, en porrones y potes y los ubico en ventanas, balcones, baños, terrazas, salas, patios y oficinas. Limpian el aire y sirven de alimento.

    Me conecto con la energía divina a través de los cinco elementos cuidando con amor de un pequeño jardín y mediante él interactúo con el sol, aire, agua, tierra y éter.

    Trabajo en lo que me gusta. La alegría grande de la vida es trabajar en lo que a uno le agrada y sentir gusto por lo que tenemos que hacer con entusiasmo y con ganas.

    Asumo la responsabilidad de lo que pasa en mi vida. Soy el dueño de mi destino.

    Pienso: me siento bien. Soy feliz. El mundo es bueno. Me gusta la gente y ella gusta de mí. Y así será porque la Ley de Atracción es: pensar una cosa la vuelve realidad.

    Si me siento de mal genio respiro profundo dos veces antes de decir cualquier palabra Si callo lo que quiero decir en momentos de ira, evito muchas horas de angustia.
    Recuerdo que mi rostro no es mío, pertenece a los demás. Es un regalo que brindo a quienes tratan conmigo y el buen genio lo transforma en simpático y alegre.

    Envío o transmito siempre mensajes positivos en forma telepática a mis familiares, amistades, vecinos, conocidos y gobernantes en todos los niveles, deseándoles el bien, salud, prosperidad, bienestar e inspiración para el bien y la felicidad.

    Pienso y escribo: ¿Como puedo servir más, dando siempre lo mejor de mí? ¿Quién soy y cuál es la misión que debo cumplir como espíritu viviendo una experiencia humana?

    Escribo en las mañanas y hago las cosas durante el día en orden de importancia.
    Me pregunto ¿Cómo despertar el gigante que hay en mí para lograr mis objetivos?
    Cierro los ojos y pienso en el aspecto que tiene mi cuerpo físico. ¿Qué opino de él?
    ¿Qué me gusta y no me gusta? ¿En que me gustaría cambiar? Escribo las respuestas.

    Me coloco de pié frente a un espejo grande con buena luz. Me observo en detalle desde todos los ángulos. Me quito la ropa, me muevo, salto, bailo, pongo caras raras, doy vueltas como un trompo, adopto diferentes posturas. Me observo y me digo: “Este soy yo en lo físico. Ahora tengo este aspecto y puedo mejorarlo si yo quiero.”

    Me acepto y acepto el universo y las personas tal como son, amando y perdonando. Vacío mi mente de pensamientos de ira y culpa por lo ocurrido en el pasado.
    Recuerdo siempre lo bueno, bonito, agradable y positivo y así puedo perdonar.
    Me libero de energías inferiores de odio, miedo, ira, celos, vergüenza y venganza.
    No me creo dueño de la verdad. Entre tener la razón y ser feliz escojo ser feliz.
    No veo a nadie como rival u obstáculo. Todos somos hermanos en el amor.
    Hago caso omiso de la mezquindad y bajeza de otros. Si alguien me ataca: a) me concentro en mi trabajo. b) Sigo tratando al agresor con toda cortesía y cordialidad.
    c) Paso por alto sus malignas agresiones y saldré triunfante siempre.

    Me río de las críticas adversas. Nunca acepto invitaciones a pelear. Utilizo mi poder de imaginación para visualizar la paz mundial. Me pregunto: ¿Estoy en paz con Dios? ¿Estoy en paz con mi país? ¿Estoy en paz con mis amigos? ¿Estoy en paz con mi familia? ¿Estoy en paz conmigo mismo? La clave para la paz del mundo es el perdón y para que haya paz dentro de mí debo perdonar siempre.

    Actúo siempre con rectitud, honradez y paz, alcanzando la verdadera libertad a través del conocimiento de la verdad y su aplicación en forma permanente.
    Me acostumbro a dar mas y mejores servicios por lo que me pagan y recibo una intensa demanda de mis servicios sin importar el trabajo que yo desempeñe.

    Pido ayuda cuando la necesito a las personas y los libros y estos son personas impresas. Aplico el principio divino: “Pedid y se os dará”. Pido así: “PADRE-MADRE-VIDA, dame a mí y a toda la humanidad, todas las maravillas de tu Reino”. Y pido lo que quiero pedir.
    Trato a todos los seres humanos recordando lo que dijo el maestro Jesús: “Todo lo que hicisteis aún al mas humilde, a mí me lo habéis hecho.
    Busco cualidades y partes buenas en los demás y encuentro simpático a todo el mundo.

    Aplico mi lista para tener modales simpáticos: llevo siempre un rostro agradable. Saludo antes que me saluden. Hago bien a quien me hace mal. Llamo a los demás por su nombre. Doy gracias. Recuerdo fechas importantes para otras personas. Alabo los éxitos y cualidades de los demás. Contesto pronto y con cariño cartas y llamadas telefónicas, mensajes por e-mail. Escucho con interés lo que otra persona me dice. No critico, no regaño. Transmito conocimiento y alegría. Comparto juegos, anécdotas , cuentos y chistes. Hago reía los niños y estimulo su espíritu de creatividad. Me vuelvo como niño. Vivo hoy como si fuera el último día de mi vida porque alguno lo será. Disfruto el hoy, el aquí y el ahora. El pasado y el futuro son ilusiones.
    Hoy enseñaré lo que sé, porque si espero a ser un maestro no enseñaré nunca nada.

    Accedo a energías superiores reconociendo que existe una fuerza invisible que percibo a través de la meditación, renovando la mente y adquiriendo la capacidad de enfrentar y solucionar cualquier situación difícil en forma positiva y eficaz.
    Enfrento serenamente situaciones que calificamos como problemas con las afirmaciones: “Yó irradio amor y paz. Estoy rodeado de amor divino. EL PADRE-MADRE-VIDA es amor y no existe otra cosa que ELLO y su expresión. Todos somos expresiones de amor divino”.

    Yo creo que puedo lograr lo que me proponga de bueno, noble y positivo. La fe mueve montañas de temores, frustraciones, preocupaciones y fracasos y las arroja al mar de la tranquilidad. Conforme yo crea, así será.

    Invierto en mí mismo, en mi educación, en instruirme cada día más, en hacer los cursos gratis que AULA FACIL pone generosamente a mi disposición, en conseguir ideas nuevas, en vestirme mejor, en planear lo que hago. Dedico un rato cada día para formarme, leyendo, meditando, consultando, examinando las razones de mis fallas, los planes para triunfar, el cómo tratar mejor a los demás. Esos ratos son mi mejor inversión hacia el futuro.

    Soy portador de buenas noticias. Eso crea entusiastas expectativas y agrada a la gente. Recomiendo a mis enlaces de e-mail que se conecten con AULA FACIL y utilicen los cursos gratis y ese maravilloso océano de información positiva que colocan a nuestra disposición con amor.
    Utilizo el poder de mis palabras para incrementar mi capacidad de llegar al corazón de las demás personas. Expreso mis emociones, pensamientos y sentimientos con sinceridad, entusiasmo y amor, mirando a los ojos de quienes contacto, con alegría.

    Destino una libreta especial que me sirve como LIBRO DEL APRECIO. Escribo mi nombre en la parte superior de cada página, empezando por mis seres queridos, mis amigos, conocidos y de quienes quiero sumar a mi mundo personal. Escribo debajo del nombre los modos en que yo le aprecio y que voy a hacer para demostrárselo.

    Determino con claridad a donde quiero llegar. Me imagino a mi mismo dentro de 10 años. Visualizo mi futuro. Pongo bien claro las metas y objetivos que proyecto realizar y esto me mantiene activo, entusiasta, creativo y lleno de vitalidad. Cuando me siento desorientado con relación a una decisión, determino ¡ir hacia adelante!
    Simplifico todo en mi vida y una vez que lo hago, ¡vuelvo a simplificarlo!

    Trabajo en todo lo que estoy a favor en lugar de combatir aquello de lo que estoy en contra. No estoy contra el hambre sino a favor de dar de comer a la gente. No estoy contra la guerra sino por la paz. No estoy contra la ignorancia sino por la educación.

    Frente a cada situación negativa, digo: ¡NO LO ACEPTO! Con suavidad pero con firmeza y agrego: declaro que la verdad de este problema es (armonía, amor, abundancia, salud, inteligencia, justicia), lo opuesto a lo negativo que se manifieste.

    Utilizo el poder de la mente para eliminar la enfermedad, que no es otra cosa que desarmonía entre el ser humano y la madre naturaleza y desconexión con el PADRE-MADRE-VIDA.
    Sé que toda enfermedad proviene de no haber perdonado algo. Cada vez que enfermo, busco en mi corazón que es lo que necesito perdonar o a quien tengo que perdonar.
    Decreto: “No acepto la enfermedad para mí ni para nadie. Soy vida, salud y amor”.

    Bendigo los canales físicos para conservar la salud, como el médico, terapeuta, los baños de vapor, masajes, alimentación sana y así potencio el beneficio que contienen.
    Cierro los ojos, aflojo las tensiones, respiro en forma suave y profunda visualizando un hermoso rayo de luz que desciende desde lo alto y penetra por la coronilla llenando de luz todo mi cuerpo y mentalmente envío esa luz que es energía de sanación divina, a la parte o partes del cuerpo que considere que mas lo necesiten. Afirmo: “Me estoy sanando. Siento que la energía divina me da salud, vida y fuerza. Lo repito varias veces al día.

    Activo la fuerza de sanación frotando una mano con la otra enérgicamente y colocandolas en la parte del cuerpo que deseo aliviar, usando así la transmisión de energía divina que llega con poder a la parte afectada, desequilibrada o enferma.
    Doy gracias al PADRE-MADRE-VIDA, por ese don maravilloso y lo uso para bien propio y de la humanidad con humildad y amor.

    Te quiero compartir uno de mis trabajos que espero te guste y ojalá le sea de alguna utilidad. Con alegría y amor: [email protected]

    AUTO EVALUACION DIARIA.

    1. Al despertar, respiro profundo, sonrío, me estiro, doy gracias por todo lo que me ha ocurrido y afirmo lo que quiero vivir, sirviendo con amor. Me siento bien porque soy feliz Tomo un vaso de agua serenada, aireándola. Es fuente de prana.

    2. Mirándome a los ojos frente a un espejo, afirmo: Soy un Ser de Luz, maravilloso y único y merezco lo mejor en mi vida. Vibro en frecuencia de excelencia ilimitada, atraigo y actúo con alegría, y confianza en mí mismo. Aflojo las tensiones corporales, hago mi ejercicio de respiración y meditación, visualizando mis metas. Asumo la responsabilidad de mi vida y siento como la intención cambia la información de mi sub-consciente y las vibraciones positivas de mi campo energético. En 15 minutos de introspección siento Ser Conciencia Pura sin Límites, relajando profundamente mente y cuerpo. Me amo, me perdono y me acepto.

    3. Hago mi secuencia de ejercicios físicos de chi-kung y zun gazing con los pies descalzos. Así armonizo mi energía corporal con las vibras celestes del Universo y de la Tierra. Uso el sol, aire, agua, tierra, ejercicio físico y utilizo más y mejor los poderes de mi mente, cambiando creencias, como agentes curativos naturales.

    4. Preparo y tomo, alternando, zumos o batidos de zanahoria, pepino, remolacha, berros, apio-españa, ajo, linaza, naranja. guanábana, lechoza, uva, piña y zayota, alcalinizando mi sangre y potenciando mi sistema inmunológico. Me alimento con frutas, verduras y ensaladas, como despacio, masticando y ensalivando bien para tener buenas digestiones y así tener buena calidad de mi torrente sanguíneo.

    5. Observo varias veces al día el afiche que elaboré con imágenes de lo que quiero en cada área de mi vida, como estímulo para que mi mente sub-consciente produzca la adaptación a la nueva información y mi cerebro adquiera hábitos de pensamiento diferentes. Pienso en lo que sí quiero y lo visualizo varias veces al día, como técnica de reacondicionamiento neuronal. Repito mis afirmaciones y así vibro en frecuencia positiva. Dirijo todas mis energías hacia lo que me gusta hacer.

    6. Dialogo conmigo mismo sobre lo que deseo. Escribo en mi libreta los pequeños logros que me van acercando a mis metas. Uso los estimuladores psíquicos: ¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué? ¿Con qué? ¿Para qué? ¿De dónde? ¿Cuál? ¿De qué? ¿En que forma? ¿Qué consecuencias traerá? ¿Es bueno? ¿Qué otras alternativas hay? ¿En qué debo enfocar la atención? ¿Qué debo decidir? ¿Cuál ha sido la parte luminosa de mis emociones positivas de hoy?

    7. Siento la magia de transformar la conciencia y energía vibracional en la capacidad de ver la esencia de la realidad mas allá de la forma, como espíritu eterno y creador. Uso mi Conciencia Mágica con sabiduría. Destino unos 10 minutos a estar en silencio disfrutando de la respiración. La vida siempre me devuelve lo que doy multiplicado y lo que tengo es resultado del nivel de mi estado de conciencia. Cada situación que vivo, por difícil que parezca la veo como la oportunidad de aprender algo nuevo que me ayuda a ser feliz.

    8. Sonrío ante el espejo durante un minuto varias veces al día. Me reconozco como Ser de Luz, maravilloso y único, atraigo lo mejor a mi vida cuyo objetivo es servir con amor dando lo mejor de mí sin esperar nada a cambio. Adquirí la forma humana para cumplir mi propósito en este planeta. Soy energía, soy vibración. Al respirar, la energía de mi cuerpo vibra en la misma frecuencia del Universo donde todo fluye y mi desafío se esfuma y desaparece porque son creación mía, independiente, separada de la fuente, ficticia. Sé que mi realidad está creada por mis creencias y que mis tres estados vibratorios de percepción son: cuerpo, mente y espíritu. Soy consciente de las emociones en que vibro la mayor parte del tiempo.

    9. Me lleno de buenas vibraciones cantando, bailando, admirando la belleza de la creación. Cuido las plantas, acaricio mi mascota, abrazo con alegría, mirando a los ojos, expresando palabras de verdad, amor y gratitud; utilizo un vocabulario transformacional, con sencillez, claridad y precisión, afirmo: Dios fluye vibrando a través de mí como armonía, salud, paz, comprensión, perdón y perfección.

    10. Me auto-evalúo registrando la parte luminosa de cada punto y analizando conscientemente las emociones vividas. Repito la frase de poder de la mañana. Asumo el deber de dar a conocer la información positiva que poseo y que otras personas necesitan. Me tomo una cucharadita de bicarbonato disuelta en un vaso de agua tibia y dejo al sereno otro vaso de agua energizándolo con mis manos para tomarlo al despertar, afirmando: esto es todo lo que tengo que hacer para recibir información y respuestas positivas a las situaciones que tengo por resolver.

    ¿CÓMO ME AUTO EVALÚO?
    Al finalizar el día repaso mentalmente lo que viví en cada uno de los 10 puntos y me califico del 1 al 10, colocando el número en la casilla respectiva y sumo el total.

    Elaboro un cuadro para cada semana en mi libreta y me voy auto evaluando.

    DIAS 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 TOTAL:

    DOMINGO / / / / / / / / / / / /
    LUNES / / / / / / / / / / / /
    MARTES / / / / / / / / / / / /
    MIÉRCOLES / / / / / / / / / / / /
    JUEVES / / / / / / / / / / / /
    VIERNES / / / / / / / / / / / /
    SÁBADO / / / / / / / / / / / /

    E-mail: [email protected]

Dejá un comentario