Abundancia Interna

1 Estrella2 Estrella3 Estrella4 Estrella5 Estrella (No hay calificaciones todavía)
Cargando…

Abundancia Interna

La abundancia interna es un factor clave a la hora de experimentar la abundancia externa en forma de riquezas materiales. Todo comienza dentro.
Lo que sucede fuera es sólo un reflejo del estado interno.
La causa siempre es interna, lo que llega desde afuera es el efecto.
De modo que si nos llega mucho dinero, es porque internamente somos abundantes.

¿Cómo ser abundantes?

Ya lo somos, mejor dicho, somos la abundancia propiamente dicha, sólo que no lo sabemos, o en otras palabras, vemos que las situaciones externas como el dinero, lujos, etc, no nos reflejan abundancia.
Justamente las situaciones externas no reflejan abundancia porque lo externo es una copia de lo interno.
No hay otra causa que no sea esta.
 

¿Cómo darnos cuenta que ya somos abundancia?

Practicar todos los días ver todo lo que se nos está dando en este momento sin siquiera tengamos que pagar por ello.
Se comienza con las cuestiones naturales más obvias pero que siempre pasamos, como la abundancia del sol, del aire, de tierra, de arena, de agua, de sonidos.
Parece extraño pero simplemente haciendo esto, internamente aunque no seamos muy conscientes de ello, se comienza a despertar un sentido que se puede expresar más o menos así: “Es cierto, estoy rodeado de muchas cosas, hay muchísima cantidad de cosas a mi alrededor, el aire no se acaba, el sol emite inmensa cantidad de luz, hay incontable cantidad de estrellas, millones de gotas de agua caen cuando llueve”.
Ese sentido de “mucha cantidad” se despierta, y cada vez es más fácil notarlo, y por lo anteriormente dicho, la situación exterior comienza a reflejar la situación interior, es decir, mucha cantidad de todo, abundancia, “estoy recibiendo mucho más de lo que creía”.
La queja por la falta disminuye y el agradecimiento por lo que hay ahora se incrementa.
Si uno siente la abundancia interna, el mundo externo tratará de justificar este hecho.
Practicarlo no cuesta nada y da muchos beneficios de los cuales nunca te hubieras imaginado.
🙂
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario