Ejercitar la Gratitud

Ejercitar la #Gratitud sincera como propone Wallace, tiene como finalidad que nos demos cuenta de todos los dones y bienes que ya hemos recibido.
Pero la gratitud a la que Wattles se refiere no es superficial ni intelectual, sino que es algo más profundo.
Recomiendo que en lugar de decir o pensar en gracias sólo por hacerlo, se investigue la profundidad que esta palabra implica en nuestra vida.
Esto nos hace dar cuenta que continuamente estamos pidiendo lo que nos falta y no agradeciendo lo que ya tenemos.
El camino más rápido a la riqueza material es la riqueza interior.
Y la riqueza interior es un sentido de abundancia, de paz, de “ya lo tengo todo”.
Este sentido está en nosotros, sólo que dormido.
El despertar de ese sentido es el que trae verdadera abundancia exterior.
Y para despertarlo debemos ser conscientes de todo lo que se nos da continuamente sin que siquiera lo pidamos.
Una herramienta para ello es la SINCERA Y PROFUNDA gratitud hacia lo que es y hay AHORA.
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

La Gratitud como fuerza de acción

Cuando Wallace habla de gratitud y de dar más vida o más a alguien de lo que se espera recibir, se está refiriendo al hecho de que debemos de dejar de lado nuestros pequeños intereses y comenzar a pensar en los demás. Cuando damos algo sin esperar algo a cambio, estamos haciendo uso del poder más grande que existe en el universo. Cuando damos las gracias estamos apreciando todo aquello que tenemos, sin esperar una retribución.

Éste tipo de gratitud es inmensamente poderosa, porque estamos ofreciendo algo sin querer algo. Es la plena utilización del Poder Creativo sin poner al medio la competencia, porque simplemente estamos agradeciendo, estamos dando algo al mundo, estamos haciendo uso de una energía, la estamos enfocando en algo, y por la ley de acción y reacción, cuando damos algo, o sea gratitud, a alguien o a algo tiene que retornarle.

Puede que si damos las gracias no nos venga de inmediato la respuesta, pero como es un acción a alguien o a algo debe llegarle la reacción.

¿Qué sucedería si cada vez que damos las gracias a alguien recibe algo bueno aunque sea del otro lado del planeta?

¿Existe esa posibilidad? Puede que nadie tenga la respuesta. Sin embargo no perdemos nada con intentarlo y si ganamos algo: DAR.

Bien sabemos los estudiosos de la Ciencia de Wallace, que cada vez que damos algo de manera altruista, estamos aportando algo y estamos dando más vida, estamos actuando tal como lo hace la sustancia, por ende nos ponemos en armonía con ella, entramos en un verdadero contacto con la fuente de toda la verdadera abundancia, y por ende nos llegará más de lo mismo, más abundancia.

Para recibir debemos dar. Ésta es una frase que podríamos considerar contradictoria, porque si damos algo es medio complicado recibir más, o al menos eso es lo que piensa la mente, la mente que desea competir, la mente liderada por el ego. Pero la mente creativa, sabe perfectamente que dicha frase es totalmente cierta y que tiene mucho sentido. Si uno puede ser capaz de liberar la energía de la gratitud, o sea de dar algo al Universo, al planeta, a otra persona, nos lo estamos dando a nosotros mismos, y el dar mismos nos libera de la prisión propia del ego, por lo que nos libera a recibir toda la abundancia que está al frente nuestro, pero que la opacidad de nuestra visión nos impide ver.

Aquella mente que pueda verdaderamente pensar en términos de ayudar a sus semejantes, es capaz de percibir y por tanto recibir las abundancias del mundo.

La mente libre de las ataduras del falso ego, es capaz de contribuir verdaderamente y es capaz de disfrutar verdaderamente de las cosas sin estar atadas a ellas.

Poseer muchas cosas materiales no tiene nada de malo, el problema se da cuando las cosas materiales comienzan a poseerte a vos.

Quien verdaderamente pueda dar sin esperar nada a cambio, en ese instante se abre o acepta más capacidades para seguir dando.

Quien da sinceramente, más cosas (o no cosas, como sabiduría o gratitud por ejemplo) va a adquirir mucho más para que pueda seguir dando o compartiendo.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

Cómo ser La Mejor Versión de Uno Mismo

Todas y cada una de las personas sobre este planeta puede lograr ser la mejor versión de uno mismo. Este es el objetivo prioritario que debemos tener como seres humanos.

Este es uno de los objetivos más nobles y buenos que debemos tener.

¿Pueden ver que no implica comparación con otra persona?

Esto es algo sumamente importante en lo que a la práctica y estudio del método científico de generación de riqueza concierne, debido a que sólo nos concentramos en lo importante, en desarrollarnos al máximo nivel a nosotros mismos con la ayuda del poder infinito de Dios, sin mirar al costado ni preocuparnos de lo que hace o deje de hacer otra persona, que sólo nos hace desenfocarnos de nuestros deseos y caer nuevamente en el nivel competitivo. Algo muy preocupante para nuestras expectativas.

Concentrándose en uno mismo

Sin embargo, si logramos saber y entender que lo único que nos debe interesar es nuestro desarrollo, nos olvidamos de lo que digan o hagan otras personas. Con lo que ahorramos muchísimo tiempo y que podemos invertirlo justamente en nuestro crecimiento.

Cómo lograr la mejor versión de uno mismo

La idea de este post, es acercarles una forma de poder lograr esto, una vez entendido fuertemente la imperativa necesidad de concentrarnos en nosotros, dejando de lado a todo lo “negativo” que podamos percibir como tal.
Para lograr esto, pensé en una forma de plantearse cómo sería la mejor mejor mejor versión de nuestra persona.
Lo pensé así porque por ahí se me complicaba imaginar, como dice Wattles, mis deseos realizados. Ya sé que puede resultar lo mismo, pero a fines prácticos a mí me ayudó.

En qué consiste

El método consiste en plantearse y puntualizar cómo sería la versión más desarrollada de nosotros mismos. La versión top de nuestra persona. Cómo luciríamos nostros mismos al máximo nivel de nuestro desarrollo físico, mental y espiritual. Caminar, pasear, vernos al espejo, hacer todo tipo de actividad, cómo sería nuestro día a día, dentro de nuestro cuerpo, de nuestra mente y de nuestra alma con máximo desarrollo.
Cómo actuaríamos llenos de abundancia de amor, paz, tranquilidad, amistad, riquezas, libertad, etc.
Y en virtud del método científico que nos enseñó Wallace, comenzarán a moverse las fuerzas Universales necesarias para acercar lo que haga falta para lograr ese máximo desarrollo, esa mejor versión de uno mismo.

Espero que te haya servido este post y gracias por tu visita.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

El Poder de la Intención de Wayne Dyer

El Poder de la Intención es una obra del Doctor Wayne Dyer. Un gran hombre que sabe transmitir la inmensidad de sus conocimientos de una manera muy sutil, entendible y muy agradable.

El Poder de la Intención se relaciona muchísimo con los conceptos que Wallace Wattles describe en su libro. No habla de riqueza tan específicamente como este último, pero si habla de abundancia.

Como así también agrega otros factores importantísimos como el amor, la paz, la sabiduría, el perdón, el entendimiento, la empatía, etc, conceptos fundamentales para lograr una vida plena y llena de felicidad.

Él habla de la fuente de la cual proceden todas las cosas, de ahí venimos y ahí vamos, es la energía responsable por todas y cada una de las cosas materiales en este mundo físico.

Voy a dejarles un documental que recomiendo ampliamente que lo vean y unas cuantas veces.

No trata todos los conocimientos de Wallace, pero si los complementa y en algunos casos amplia y ejemplifica de una manera magistral.

Yo lo he visto por primera vez antes de leer el libro de “La Ciencia de Hacerse Rico” y la verdad es que fueron interpretaciones totalmente diferente a que que tengo ahora después de haber leído el libro varias veces.

La primera vez como que no le llevé mucho el apunte, pero después de haber estudiado y fijado los conceptos de Wallace, me sentí muy identificado con lo que Dyer expresa en su video.

Es una excelente herramienta para esos días que te sentís con un poco de inseguridad o dudas de que se pueda llegar a manifestar algo en tu vida, es una dosis de aumento de fe excelente. Yo lo uso, te lo recomiendo mucho.

También da un claro ejemplo de la visualización creativa en la práctica, cuenta una historia de su hija, ella necesitaba conseguir unos músicos y un estudio para grabar un disco y el le enseñó que si eso era lo quería, debía imaginarse rodeada de las condiciones que ella quisiera crear.

No es más ni menos que el proceso por el cual se imprime un pensamiento en la sustancia, y causa la creación de la cosa imaginada.

La verdad es un documental muy interesante para verlo muchas veces y estudiarlo. Como así también muchas de las obras que ha realizado, como por ejemplo el documental llamado “El Cambio”.

El Poder de la Intención, el video

Espero que te sea de mucha utilidad. Me gustaría que me cuentes tu experiencia con este video.

Gracias por tu visita.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

Basta de Quejarse

Basta de Quejarse. Esto es algo de total importancia, estamos acostumbrados a quejarnos de cuanta situación poco agradable nos suceda. Quejarse sólo hace que nos enfoquemos en el lado no creativo de las cosas, hace que veamos solo la negatividad de cada situación, hace que perdamos el poder creativo en ese momento.

Quejarse constantemente hace que cada vez busquemos más y más razones para seguir quejándonos. Esto lo hacés inconscientemente, el cerebro busca crear más conexiones de aquello a lo que le prestamos nuestra atención.

Es decir que si nos quejamos de algo, es muy probable que busquemos más razones o más situaciones para seguir haciéndolo.

Basta de quejarse

Quejarse nos pone en el papel de víctimas, como si no tuviéramos ningún tipo de control sobre las emociones que sentimos. Y esto es totalmente falso, tenemos el poder para interpretar cada situación como queramos. Sin embargo es mucho más fácil quejarse que tomar cartas en el asunto y tratar de revertir las cosas.

Es mucho más difícil ver cada cosa que nos pasa agradeciendo porque sucede.

Es más fácil quejarse porque está lloviendo cuando salimos para ir al trabajo, que agradecer que llueve y que está alimentando a toda la flora a nuestro alrededor.

Es más fácil quejarse por un atasco cuando manejamos el auto que agradecer que podemos tener un auto.

Es más fácil quejarse de que tenemos que levantarnos temprano para ir a trabajar, que agradecer un día más de vida y que tenemos trabajo.

Y así infinidad de ejemplos.

Como podrás ver, quejarse no sirve de absolutamente nada más que contribuir a fracasos.

De modo que si te sentís identificado/a con estas palabras, te recomiendo encarecidamente que frenes, cada vez que te atrapes quejándote, por favor, hacé un alto y pensá bien por qué te quejás y si hay alguna manera de revertir ese pensamiento negativo por un agradecimiento en función a la situación que te esté ocurriendo, hacelo!

Quizá las primeras veces no sea tan fácil, pero si lo practicás vas a ver que poco a poco vas a ir cambiando el enfoque de todo lo supuestamente malo a todo lo realmente bueno que hay en la vida.

Te aseguro que te vas a sentir muchísimo mejor.

Una de las quejas más comunes que escucho es hacia los gonernantes, siempre va a haber alguna queja seguramente hacia ellos, pero ahora que ya sabés que si lo hacés, a la única persona que estás perjudicando es a vos mismo, te desafío a que cada vez que te atrapes quejándote del gobierno o que escuches a alguien haciéndolo, te des cuenta que ellos son los que permiten que el país o región en donde te ecuentres, esté organizado y que no en total caos, son ellos los que mantienen las líneas por las cuales llegarán tus riquezas, de modo que en cada una de estas situaciones, agradecé que existan.

No quiero con esto hacer ningún tipo de apología política, ni favorecer al gobierno de turno, simplemente digo que te enfoques en las cosas buenas que existen y agradezcas a ellas porque son las que te permitirán hacerte rico.

Espero que te haya gustado este artículo. Si querés hacer alguna sugerencia, dejala en un comentario.

Muchas gracias por tu  visita.

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

El Secreto y la Ciencia de Hacerse Rico

La película El Secreto y la Ciencia de Hacerse Rico está muy relacionados. Ésta película ha sido basada en las enseñanzas de nuestro gran amigo Wallace, y de ahí surgió el concepto de Ley de Atracción.

La autora Rhonda Byrne, estaba sufriendo una depresión, cuando su hija le regaló éste libro y comenzó a estudiarlo y practicarlo. Comenzó a investigar y notó que muchos grandes personajes de la historia hablaban indirectamente de lo que Wallace decía. Entonces decidió comunicárselo al mundo y escribió un libro e hizo la película.

Le estoy sumamente agradecido por haber hecho esa película, porque fue como después de verla, comencé a investigar y llegué a la ciencia de Wattles.

Al principio indagué sobre el secreto y vi varias veces la peli, pero no me terminaba de convencer porque yo soy de darle vuelta mucho a los temas y quiero buscarle explicación o el mejor fundamento a todo. Entonces como había cosas que no podía explicármelas para mi mismo, no tenía la fe suficiente y no hacía correctamente el proceso, pero simplemente porque no lo sabía.

Hasta que el gran Wally supo responder todas mis inquietudes y lo sigue haciendo cuando me surge una nueva.

Así que invito a todos aquellos que haya intentado con el video y no hayan podido sacarse las dudas u obtener los resultados esperados, a que lean, relean y relean este libro y después me cuentan.

Espero haberles sido de ayuda, cualquier duda o sugerencia comenten.

 

Gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

La Capacidad de Soñar

“Dios no nos hubiera dado la capacidad de soñar, sin darnos también la capacidad para volver nuestros sueños realidad.”

– Hector Tassinari

Es una de las frases que más me gusta y que más recuerdo.

Es muy cierta. Wallace define a los sueños o deseos, como la posibilidad que busca expresarse.

Eso es todo, son pocas palabras pero muy muy profundas y poderosas.

¿Qué quiero decir?, la capacidad de soñar la tenemos todos los seres humanos, deseos por ciertas cosas los tenemos todos, lo que creemos normalmente es que es sólo un deseo, y ahí queda, pero lo sabemos es que ese un deseo es una POSIBILIDAD, y si es una posibilidad, puede darse, puede cumplirse. O sea que ya por el hecho de desear algo, las puertas para que eso ocurra ya están abiertas, ya han sido abiertas por una mente superior a nosotros que nos enseño la capacidad y el camino para cruzarlas, y nos la dio a través de nuestros deseos.

Ese impulso que sentimos cuando deseamos y soñamos algo, que es muy difícil de describir y que sólo nosotros entendemos, y muchas veces ni siquiera nosotros lo entendemos, pero de lo que estamos seguros es que lo sentimos, y lo sentimos tan fuerte que no nos importa nada ni nadie, nos olvidamos de los obstáculos y nos concentramos en las oportunidades y en las posibilidades de realizar ese sueño y de concretar ese deseo en algo tangible y real.

Y mientras soñamos y deseamos, no estamos haciendo más que impregnándolos sobre la mente que todo lo sabe, todo lo tiene y todo o provee.

En resumen, si podemos soñar y desear, podemos hacerlo. Si no, directamente no podríamos sentir el deseo mismo.

Espero que te haya gustado el post, comentános que te pareció.

Gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

El Contacto con la Naturaleza

El contacto con la naturaleza fue algo que me ayudo muchísimo a aclarar mis pensamientos y a reforzar mi fe. Ya que en ese momento me despreocupaba de todo, estaba totalmente tranquilo y relajado, con la mente totalmente libre y enfocada en pensar las enseñanzas del libro.

Esto lo hago durante tres o cuatro días a la semana cuando salgo a correr por el parque.

Otra cosa a tener en cuenta es que el ejercicio físico también es muy importante, tanto como el mental y el emocional, ya que vivimos para tres aspectos, el físico, el mental y el emocional, y todos y cada uno de ellos hay que nutrirlos de la mejor manera posible.

No hace falta que te vayas al medio de la selva para entrar en contacto, sólo basta con salir un poco de casa y rodearse de algún espacio verde, puede ser el patio de tu casa, una plaza o en cualquier lugar en que te sientas cómodo y que puedas reflexionar.

La idea es que te tomes un tiempo con la mente totalmente libre y que aprecies la belleza de la naturaleza que te rodea. Tampoco es necesario irse a las playas de Brasil para darse cuenta que vivimos en un planeta hermoso y lleno de maravillas. No es en donde nos encontremos tan importante, sino la manera en que apreciemos nuestro alrededor.

También me gusta caminar, te lo recomiendo, caminar despacio, con total tranquilidad, mirar el cielo, los árboles, las nubes, los pájaros, las flores, y apreciarlos tal cual son y estar agradecidos por poder rodearse de todas las maravillas que el Universo nos regala día a día.

 

Eso es todo, espero que te haya gustado y que puedas poner en práctica estos consejos. Contános que opinas al respecto en un comentario, como así también si querés compartir de qué manera te ponés en contacto con la naturaleza y cuál es tu experiencia al respecto.

 

Muchas gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

Cómo Aumentar la Fe

Tener fe en el proceso creativo es una parte crucial para que éste funcione. Aumentar la fe, por tanto, también es muy importante.

Wallace dice que para lograr una fe invencible, se debe tener en cuenta que nuestro deseo de riqueza, abundancia y plenitud, también lo tiene la sustancia inteligente. Es decir que ella también quiere que nosotros seamos ricos, abundantes y plenos.

Y si ella lo sabe todo, lo tiene todo y todo lo provee, entonces nuestra fe tiene que ser inmensa.

Tener mucha fe implica estar tan seguro de que se nos concederán nuestros deseos, que se experimenta una sensación de paz y tranquilidad, porque sabemos que está en manos de una mente superior, muy muy inteligente, que todo lo sabe, y quiere más abundancia para nosotros que la que nosotros mismos queremos.

De modo que para aumentar la fe, hay que pensar en que los caminos para realizar nuestros sueños se abrirán, no debemos pensar cómo lo van a hacer, no es nuestro trabajo, de eso se encarga la sustancia, sólo debemos saber eso y confiar en eso, ya que si o si de alguna forma las oportunidades y posibilidades se van a presentar. Muchas veces no de la manera que nosotros esperaríamos que suceda. Pero mientras se haga, ¿!qué interesa de donde viene!?.

Cuando estás seguro que vas a lograr algo, o sea que tenés mucha fe, la imagen mental de la situación que refleja el resultado obtenido de lo que deseabas, es muy muy fácil de construir en la mente, es decir, no requiere mucho esfuerzo, muchas imágenes y pensamientos van a venir a tu mente fácilmente. Es fácil imaginarlo porque sabés que estás avanzando hacia tu resultado y que estás lográndolo.

Si te está pasando esto, es porque has podido construir una fe inmensa y vas por el camino correcto. Pronto, más rapido de lo que vos pensas, los resultados van a llegar en el momento quiza menos esperado.

Otra cosa que me ayudó a reforzar mi fe, es recordar a diario esta frase del libro:

“Cuando usted tiene un  fracaso, es porque no  ha pedido lo suficiente; siga, y algo  más importante de lo que usted buscaba con seguridad le llegará.”

Es magnífica. Me transmite una sensación de tranquilidad inmensa. El saber esto hace que nos sigamos enfocando en el lado positivo de las cosas que nos suceden y que mantengamos la fe y la gratitud, porque sabemos que que algo más grande de lo que nosotros habíamos pedido, vendrá con total certeza.

Cuando la fe es grande, mientras recorremos la imagen mental, se siente una sensación de goce y disfrute. Ese sentimiento no está indicando que sentimos que lo que pedimos ya es nuestro. Estamos tan seguros que va a venir, que ahora mismo, sin tenerlo en manos, podemos disfrutarlo y apreciarlo.

La fe se puede reforzar también, sabiendo que nuestra labor es simple y fácil, el resto de la creación, o sea el trabajo duro de pasar de lo intangible a lo tangible, está en manos de una mente muy muy inteligente que todo lo sabe, todo lo tiene y todo lo provee, que es buena con nosotros y que quiere muchísima riqueza para nosotros.

En mi caso pensar en eso me relaja, me trae paz y tranquilidad, y eso trae aparejado una gran facilidad para imaginar y sentir logrado el objetivo deseado.

Espero sinceramente que mi experiencia te pueda servir en tu proceso de aumento de fe.

Si vos usas o conocés otro, escribí un comentario así le sirven a toda la comunidad.

Gracias por tu visita y mucho éxito con tus deseos!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page