Capítulo 8 – Pensando de Cierto Modo

1 Estrella2 Estrella3 Estrella4 Estrella5 Estrella (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

En este capítulo llamado “Pensando de Cierto Modo”, Wallace Wattles nos dice básicamente que debemos formarnos una idea clara de lo que queremos ser, hacer o tener, luego debemos tomar posesión de ello en nuestra mente, con total fe que ya son nuestras y totalmente agradecidos porque llegaron.

A este tema lo he repasado más de una vez porque yo lograba la imagen de lo que quería que llegara, pero en el interior no estaba lo bastante seguro. Supongo que será normal, ya que venimos trabajando hace muchos años con una mente condicionada y limitada.

Que es justamente todo lo contrario de lo que debemos hacer para aplicar el método creativo que se propone en La Ciencia de Hacerse Rico, aquí se nos dice que hay de sobra para todos, mientras vemos constantemente en la tele que nadie tiene nada, nos dice que lo único que existe es la salud y el bien, cuando nuevamente nos muestran desde chiquitos que supuestamente no es así, nos dice que cada problema viene con su solución, en fin, nos dice muchas cosas que a nosotros nos pueden sonar raras y hasta graciosas, pero es algo tan cierto como las matemáticas.

Entónces todo esto nos lleva a que desconfiemos de la ciencia de hacerse rico, y cuando desconfiamos, es porque no tenemos fe, y sin fe, no podemos manifestar mucho de los deseos que tengamos.

Es por ello que, según mi experiencia, primero hay que darle vueltas a estas ideas en la cabeza tantas veces, pero tantas tantas, que nos podamos ver que es la verdad. Así fue como yo logré estar seguro que esto es cierto, esta debe ser la décimo quinta vez que leo el libro, y busco autores que apoyen sus teorías, experiencias de otras personas, y cada vez más me voy  dando cuenta de cuanta razón Wallace Wattles tenía.

Sin embargo, está bien que comiences a analizar tus deseos, las cosas que querés ser, hacer o tener, hasta que puedas definirlos con claridad. Una vez que estés totalmente seguro qué es lo que querés, tenés que estar seguro que vas a estar dispuesto a hacer lo que tengas que hacer para logararlo.

Y con esto no me refiero a hacer cosas peligrosas o malas, no no, todo lo contrario, siempre cosas buenas, sin ofender ni dañar a nadie ni a nada, y buscando lo mejor para vos y para todos.

Vas a tener que comprometerte con tu sueño. Una vez que te comprometas vas a comenzar a pensar y actuar de cierto modo, que te hará rico. Van a comenzar a llegar oportunidades que van de la mano con tus metas, personas que te ayuden a lograrlas, el capital que te hacía falta, y todo lo que necesites estará a tu disposición.

Cuando uno se compromete con algo, está pensando todo el día en ello. Eso justamente es lo que hay que lograr. Desearlo con la suficiente fuerza para que la idea se mantenga firmemente en nuestra mente, para que pueda ser correctamente capturada por la mente de Dios.

En mi caso, en cada hora de mi trabajo yo sé a donde quiero llegar, pero no estoy a cada hora pensando en ello, porque no haría correctamente mi trabajo. Lo que hago es pensar cada una hora por ejemplo, en que gracias a ese trabajo que estoy haciendo, me estoy acercando más a mi sueño, y lo recuerdo tal cual como lo quiero. Como así también antes de ir a dormir pienso en mis metas y agradezco porque están llegando.

Mientras más tiempo se le dedique a la contemplación de nuestros deseos, más fuerte se hará éste y más fácil será retenerlo en nuestros pensamientos, como así también más fácil será recurrir a ella por algunos minutos en nuestras horas de trabajo.

Pensando de Cierto Modo

Luego de tener bien en claro lo que queremos, debemos saber que el propósito de su realización, tiene que ser el de dar más vida para uno mismo y para todos aquellos que se pongan en contacto directa o indirectamente con las transacciones que harán posible la manifestación de tus deseos.

Y por supuesto, mantener viva la fe que conseguiremos lo que deseamos.

Debemos tomar adueñarnos de las cosas en nuestra imaginación y agradecer que hayan llegado, para fortalecer el sentimiento de que ya lo hemos logrado.

Quien sinceramente puede agradecer a Dios por las cosas que posee aun sea todavía sólo en la imaginación, tiene verdadera fe. Se hará rico; causará la creación de cualesquiera cosas que desee.

En resumen, lo primero de todo es definir claramente nuestros deseos, esto puede tomar bastante tiempo. Pensar y pensar en ellos, pero no forzosamente, sino con placer y goce. Hacerlo hasta que estemos extremadamente seguros que eso es lo que realmente queremos. Luego de esto hay que comprometerse en que si o si vamos a lograrlo. Si o si significa que estamos dispuestos a dar hasta el último suspiro para lograrlo. Estar seguros del propósito de más vida para todos y la fe acompañada de gratitud y propiedad sobre lo que vamos a recibir.

Una vez que esto lo hayamos hecho repetidas veces, vamos a notar que surge un sentimiento, ese es el verdadero poder que impresiona la mente de Dios. Es allí cuando realmente nos estamos comunicando con Él. Es aquí cuando nos sentimos verdaderos dueños de nuestros deseos, y es de esa manera que recibiremos esos deseos en nuestras vidas.

Todo el asunto se enfoca en recibir, una vez que usted ha formado su visión con claridad.

Espero realmente que te haya servido mi experiencia.

Y vos, ¿estás acplicando estos conceptos?, ¿qué opinás de ellos? Compartílos en un comentario.

¡Muchas gracias por tu visita!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

3 Responses

  1. Ender A. Mora 2 febrero, 2016 / 2:19 pm

    muchas, muchas gracias amigo por estos comentarios, son realmente inspirados en lo que yo quiero alcanzar, pero me hacia falta leer algo como lo que tu escribistes, para ampliar mas el conocimiento para alcanzar la meta que es Hacerme Rico.. gracias muchas gracias de verdad…

    • fer 7 febrero, 2016 / 5:20 pm

      Hola Ender, me alegra muchísimo leer tu comentario.
      Verdaderamente me gusta ver cómo cada día más gente se interesa en esta ciencia.
      Al contrario debo agradecerte a vos y quiero que sepas también que podés contar conmigo y con el contenido de esta web para cuando necesites.
      Un abrazo grande y muchos éxitos y millones para vos.

  2. Eugenio Pacelli Diniz Leite 13 febrero, 2016 / 12:03 pm

    Já estudo esse livro desde o ano 2.000. Fiz uma página no FACE se chama Wallace D Wattles Brasil, quem quiser entrar será um prazer, tudo de graça. Gracias.

Dejá un comentario